¿Qué hay en la Plaza Grande?

Si cree que es solo un lugar para turistas, intente ir un domingo por la tarde. La Plaza Grande de Quito, el punto de referencia más importante en el bullicioso centro histórico de la ciudad, estará repleta de familias locales, predicadores, acordeonistas y lustradores de zapatos. El sitio ha sufrido muchos cambios en los más de 400 años que han transcurrido desde la fundación de la ciudad, pero sigue siendo uno de los lugares más importantes e icónicos de Quito.

El centro de la vida política en la capital

Observar cada uno de los edificios que rodean la Plaza Grande puede ayudar a darle una idea de la intención original del espacio: una muestra de poder en la época colonial. Cada uno de los cuatro lados representa una autoridad colonial o gubernamental diferente.

El Palacio de Carondolet se encuentra en el lado oeste de la plaza. Originalmente fue construido para servir como la sede del gobierno y hogar del Presidente de la Real Audiencia de Quito, y ahora es la residencia oficial del Presidente de la República Ecuatoriana. Si tiene la oportunidad de entrar, manténgase atento al magistral mural del pintor ecuatoriano Oswaldo Guayasamín que representa el descenso del conquistador Francisco de Orellana a la cuenca del Amazonas. El Palacio está abierto a los visitantes de 9 a.m. a 12 p.m. y de 3 p.m. a 5 p.m.

En el lado sur se encuentra la Catedral Nacional, que representa el poder de la iglesia católica, una institución política aún más influyente en el momento de la fundación de Quito de lo que es ahora. Muy raramente, los eventos especiales permiten a los visitantes subir a la cima del techo y mirar hacia el centro histórico de Quito desde las impresionantes cúpulas de la catedral.

Los puestos bajo el atrio de la catedral se han convertido en un puñado de acogedores cafés y restaurantes, donde podrá disfrutar de clásicos ecuatorianos como sánduche de pernil, seco de chivo y locro de papa, o simplemente tomar un café y observar a toda la gente pasar.

El edificio municipal que se encuentra en el lado este de la plaza fue construido en la década de 1970, reemplazando el deteriorado edificio del siglo XIX que había servido como cabecera municipal y residencia del alcalde antes de esa fecha. Ahora alberga una variedad de oficinas gubernamentales. En el lado del edificio más cercano a la calle Espejo, también puede encontrar una tienda de recuerdos y las oficinas de Trenes de Ecuador.

El edificio que se encuentra en el extremo norte de la plaza era el Palacio del Arzobispo. Solía ​​ser el hogar del arzobispo de Quito, la máxima autoridad de la iglesia católica en la región. El edificio ahora se ha convertido en un espacio comercial, un pequeño centro comercial con tiendas y restaurantes.

Cambios en la Plaza Grande a través del tiempo

Cuando se fundó Quito por primera vez, la plaza central era solo un área de tierra con una fuente en el medio, la cual servía como una fuente de agua para las casas cercanas en el tiempo antes de que la plomería interior permitiera a las personas introducir agua en sus casas.

Durante los primeros años de la república ecuatoriana, la Plaza Grande sufrió cambios significativos bajo el gobierno del presidente Gabriel García Moreno. Quería modernizar Quito trayendo influencias francesas, por lo que la pintoresca plaza colonial se convirtió en un parque de estilo parisino rodeado por una cerca de hierro. Otro de los principales legados de García Moreno en la Plaza Grande es la placa que conmemora el lugar de su asesinato, en la base del Palacio Carondolet.

En el siglo XX, la plaza sufrió cambios aún más dramáticos gracias al aumento del tráfico de automóviles en las calles circundantes. Y fue en 1909 cuando se construyó el Monumento a la Independencia en el centro de la plaza para honrar a quienes lucharon en la batalla por la independencia de Ecuador.

Entonces, si pensabas que Plaza Grande era solo un sitio turístico, piénsalo de nuevo. Todavía está vivo y es el lugar a donde muchas protestas y movimientos sociales vienen a demostrar sus causas políticas. Dicen que ninguna revolución será exitosa si no llega a la Plaza Grande, y ninguna visita a Quito está completa sin pasar un tiempo aquí para aprender sobre la historia de este icono emblemático.

December 21, 2017 Illa Blog
About illa